Saber cómo limpiar muebles tapizados es muy útil, sobre todo cuando se tienen mascotas que dejan pelos y niños.

  • limpieza de tapizados
  • limpieza de tapizados
  • limpieza de tapizados

“Es necesario conocer con certeza el producto o productos que vamos a emplear”

La tapicería puede ser un imán de polvo, suciedad y alérgenos si no se mantienen adecuadamente. La limpieza de tapizados dependerá del material, así que hemos creado esta guía de consejos de limpieza para cada tipo de mueble tapizado.

Lo mejor para limpiar las tapicerías con facilidad, es adelantarse al futuro y comprar muebles desenfundables o tapizados en tejidos que se puedan lavar fácilmente siguiendo siempre las instrucciones de lavado de la etiqueta. De este modo, simplemente habrá que desenfundar, pretratar las manchas con el quitagrasa o quitamanchas que usemos de modo habitual para la colada y una vez limpio y seco, volverlo a colocar.

¿Como mantener una tapicería en buen estado?

En primer lugar; es importante tener en cuenta que cualquier tapicería debe mantenerse correctamente. Un aspirador con el accesorio adecuado es siempre la mejor manera de mantener tu tapicería libre de polvo y suciedad. Aspirando regularmente tus sofás, cabeceros tapizados y cualquier elemento de tapicería estarás minimizando el tener que aplicar otros métodos de limpieza.

En el caso de la limpieza de tapizados de piel debes seguir el mismo consejo de aspirar regularmente; pero ademas es recomendable pasar un paño húmedo para eliminar cualquier mancha que se pueda formar.

Pasos para limpiar muebles tapizados.

Sin importar de qué están hechos tus muebles, debes sacudir cualquier migaja o suciedad que puedas encontrar. Comienza quitando todos los cojines y almohadas. Puedes utilizar tu aspiradora para llegar a los rincones difíciles. Asegúrate de que esté limpio antes de comenzar, si no, podrías correr el riesgo de esparcir suciedad y polvo, el cual puede ser perjudicial para la salud.

  • Cuero. El cuero es afortunadamente fácil de limpiar y duradero, por lo que no requiere mucho esfuerzo cuidarlo. Todo lo que debes usar para limpiar el cuero es un simple limpiador de dos ingredientes: una cucharadita de jabón y una taza de agua tibia. Combina el jabón y el agua en una botella con tapa y agita bien para mezclar.  Con un paño limpio de microfibra, vierte una pequeña cantidad y limpia sobre la superficie.

  • Microfibra. 4-8 onzas de alcohol en una botella de spray, una esponja de color blanco o claro que tenga una superficie de fregado y un cepillo de limpieza con cerdas blancas.Trabajando en secciones pequeñas, rocía el alcohol en la superficie de los muebles. Usando el lado texturizado de la esponja, frota con suficiente esfuerzo como para limpiarla. Repite esto sobre toda la superficie.

  • Tapicería de sillas. Con bicarbonato, vinagre de alcohol, amoníaco o zumo de limón.
    Todos estos productos se deben utilizar si las manchas no se quitan con facilidad. Siguiendo las instrucciones de uso del producto o bien dejando reposar durante unos minutos el resto, tras reducirlos con agua, es suficiente para que quede limpia la superficie.
    Los tejidos se pueden exponer a la luz del sol si se desean unos resultados más efectivos, pues estos rayos activan la acción de, sobre todo, los productos naturales como el limón o el bicarbonato.

También te puede interesar.

Prestamos servicios de limpieza y mantenimiento en toda la Península, teniendo sus principales delegaciones en ValenciaCastellónAlicante y Madrid. Puedes consultar todos nuestros servicios aquí.