¿Tienes que llevar a cabo una desinfección hospitalaria y no sabes qué pasos seguir o cuáles son los productos más utilizados en el mercado? Un buen plan de desinfección es obligatorio para hospitales y centros médicos. En este artículo te explicamos los pasos más fundamentales a seguir en este proceso de trabajo para que no tengas ningún problema.

“limpieza y desinfección de los centros de salud cuyo principal objetivo es la prevención de enfermedades y posibles infecciones en el ámbito hospitalario.”

¿Qué debes saber sobre desinfectantes hospitalarios?

Los desinfectantes actúan reduciendo y matando células bacterianas por desactivación de enzimas, hidrólisis, y oxidación, funcionando de forma más selectiva que los antisépticos. Debido a su alta toxicidad sólo se pueden aplicar sobre materia inerte.

Los desinfectantes hospitalarios de uso más común cumplen condiciones como:

  • Servir contra un amplio espectro de microorganismos patógenos.

  • Asequibles a bajo coste, dadas la cantidades necesarias para efectuar la limpieza y desinfección en éste tipo de instalaciones de grandes dimensiones.

  • Actuar eficazmente en los más cortos espacios de tiempo.

  • No producir efectos tóxicos durante su uso o posteriormente por acción residual, pero sin embargo deben actuar incluso tiempo después de su aplicación, conservando sus propiedades.

¿Cada cuánto tiempo se recomienda hacer una desinfección hospitalaria?

Dentro de los servicios de salud existen diferentes áreas que requieren de distinta metodología de desinfección hospitalaria según el riesgo de transmisión de infecciones.
Así, hay áreas más críticas donde existe más riesgo de infección, otras donde están pacientes con enfermedades no infecciosas, y las no críticas, que son el resto de lugares donde no existe riesgo alguno.

La desinfección debería ser como norma general, diaria, pero dependiendo de si el área es crítica, la limpieza se debería realizar tres veces al día, así como en áreas no críticas, una.

Clasificación de desinfectantes según su grado.

Existe una clasificación de desinfectantes según su grado de en tres grupos:

  • Desinfectantes de nivel alto, entre los que se encuentra el glutaraldehído disuelto al 2% en agua, acaban con todo tipo de microorganismos como hongos, bacterias y esporas.

  • Desinfectantes de nivel medio, actúan sobre una gran cantidad de microorganismos, pero no sobre esporas, en éste grupo está por ejemplo el hipoclorito de sodio.

  • Desinfectantes de bajo nivel, eliminan bacterias en estado vegetativo y algunos tipos de virus, entre éste tipo de desinfectantes se encuentra la disolución de amonio cuaternario en un porcentaje de 0,2 en agua.

¿Cómo escoger el desinfectante más adecuado?

La selección del desinfectante más adecuado para tratar zonas no críticas en hospitales es uno de los factores esenciales para conseguir una desinfección efectiva. Las principales claves de selección de un desinfectante serían:

  • La eficacia del producto. Para ello es fundamental conocer cuáles son los microorganismos causantes de infecciones en nuestro entorno hospitalario y siempre que sea posible tener en cuenta que la eficacia del desinfectante esté ensayada directamente para tales microorganismos o para los más próximos posibles.

  • Tiempos de acción y tiempos de contacto húmedo del desinfectante. Cada desinfectante requiere un plazo de tiempo de contacto con el microorganismo para conseguir su total desinfección, que debe ser inferior al tiempo de secado del producto.

  • La seguridad. También es esencial tener en cuenta la seguridad del desinfectante. Deberán escogerse productos con la menor toxicidad posible para usuarios, pacientes y visitantes, que tengan la menor inflamabilidad posible.

Antisépticos hospitalarios

Son productos químicos que se utilizan en la higiene y desinfección de la piel:

Se utilizan antisépticos para el lavado clínico y quirúrgico de manos por parte del personal sanitario antes de intervenciones, y en atención a pacientes con bajos sistemas inmunitarios, o con enfermedades infecciosas.

Los antisépticos funcionan por destrucción de proteínas.

Entre las características de estos compuestos químicos están:

  • Su eficaz poder desinfectante de acción rápida en breves segundos tras su aplicación.
  • Su efecto prolongado tiempo después sobre los microbios.
  • La seguridad de no producir alteraciones importantes en la piel, salvo efecto de sequedad en algunos casos.

También te puede interesar.

Prestamos servicios de limpieza y mantenimiento en toda la Península, teniendo sus principales delegaciones en ValenciaCastellónAlicante y Madrid. Puedes consultar todos nuestros servicios aquí.