Limpieza de Oficinas

Desde hace años, somos conscientes de la importancia que tiene que cualquier centro de trabajo se encuentre en unas condiciones óptimas, para que el desarrollo de sus actividades cotidianas se realice siempre desde el equilibrio y el bienestar de sus trabajadores.
No lo decimos nosotros: lo dicen numerosos estudios (como el de la Universidad de Kornell, en EE.UU.), que apuntan a que aproximadamente el 90% de los negocios que se preocupan en mantener sus oficinas limpias, obtienen un rendimiento medio de sus trabajadores un 15% superior en comparación a empleados que realizan su actividad laboral en un entorno sucio. Es decir, la limpieza de oficinas periódica es un factor clave para favorecer el éxito empresarial.
Entre muchos de los beneficios que encontramos en mantener un negocio limpio, encontramos los siguientes:

  • Transmitir una imagen positiva y profesional a cualquier persona que visite los despachos.
  • Mejorar el ambiente laboral de trabajadores y empresarios.
  • Mitigar el estrés y la irritabilidad.
  • Aumentar el confort de cada individuo a la hora de realizar su trabajo.

Siguiendo esta misma lógica, la falta de limpieza en oficinas puede llegar a provocar varias consecuencias negativas. Entre otras, encontramos que se transmite una mala imagen del negocio, que los niveles de estrés y malestar entre los compañeros pueden incrementarse y que se puede llegar a producir falta de organización entre los empleados por pérdidas de tiempo innecesarias.

Los locales grandes, con una carga de actividad elevada, son los que más sufren el ritmo del día a día, sin ser por ello los únicos lugares en los que la suciedad se va acumulando. Los edificios de oficinas con un mínimo de actividades rutinarias, requieren de un servicio de mantenimiento periódico que los deje libres de polvo y suciedad. Los muebles de los despachos, tales como mesas, estanterías, armarios y escritorios, son algunos de los bienes más utilizados cuando se trata de trabajar en un despacho. Su uso cotidiano provoca que el polvo se acumule con facilidad, por lo que nuestros procesos de limpieza centran muchos de sus esfuerzos en su correcto mantenimiento.
Dependiendo del sector en el que cada negocio desarrolle su actividad económica, la rutina de limpieza a establecer será distinta. No es lo mismo trabajar en el ámbito textil que en el de construcción, de la misma forma que no es lo mismo ofrecer un producto físico que un servicio. Nuestro servicio de mantenimiento y limpieza de oficinas se adapta a cada ritmo empresarial, estudiando las necesidades de cada entorno y respondiendo de forma global a las mismas.

Es por esta razón que, desde nuestra empresa, nos comprometemos a llevar a cabo una limpieza regular de su negocio, para que su lugar de trabajo se encuentre en unas condiciones inmejorables durante todo el año. Planificaremos nuestros horarios en función de sus condiciones y le ofreceremos un asesoramiento previo gratuito, con el fin de organizar de la forma más eficiente posible el trabajo a realizar.

Líneas de actuación

En total, disponemos de cinco líneas de actuación para que sus oficinas estén siempre limpias.

  • Barrido y posterior fregado del suelo de toda la oficina. En esta parte del proceso, se incluye el vaciado de papeleras y la reposición de las mismas en caso de que fuera necesario.
  • Eliminación del polvo en estanterías, escritorios, mesas, ordenadores y todo el mobiliario.
  • Limpieza integral de los aseos y la cocina. Son zonas especialmente delicadas en términos de acumulación de suciedad, por lo que su limpieza se realiza con una mayor atención y cuidado. Debemos ser muy escrupulosos durante su limpieza, pues se trata de lugares muy concurridos en edificios de despachos, en los que los gérmenes tenderán a acumularse. De la misma forma, en caso de que las oficinas dispongan de vestuarios, se llevará a cabo una limpieza completa de los mismos.
  • Limpieza de ventanas. Esta etapa es una de las más importantes durante todo el proceso, ya que una correcta eliminación de la suciedad en los cristales conlleva muchas ventajas. No sólo se permite una mejor entrada de luz exterior, sacando así el máximo partido las horas de Sol, sino que además potencia que se aproveche el calor que genera de forma natural dicha luz. Todos estos factores mejorarán notablemente el humor y la actitud de los trabajadores, que podrán disfrutar de la claridad que proporcionan unas oficinas limpias y cuidadas.
  • Eliminación de la suciedad de difícil acceso que se deposita tras el mobiliario. Durante su revisión, se tendrá especial cuidado en no dejar ningún rincón de difícil acceso sin tratar.

Nuestra larga trayectoria en el mercado nos ha hecho comprender que las zonas de trabajo son lugares muy concurridos, por los que pasan muchas personas a diario y en los que se desarrolla una intensa actividad, que termina afectado indudablemente al mantenimiento de la higiene del lugar.

Con el fin de favorecer el ritmo laboral de cada empresa y de amoldarnos lo máximo posible a sus necesidades, nos comprometemos a estudiar cada caso de forma previa y a ofrecer un servicio de limpieza de oficinas personalizado. Nos adaptamos no sólo a las zonas que haya que limpiar y mantener, sino también a los horarios de los que usted disponga, para causarle el mínimo de inconvenientes posible. Encontrará su oficina limpia cada día, sin notar que hemos estado ahí.
Del mismo modo, como el medio ambiente es muy importante para nosotros, los productos que utilizamos con regularidad son ecológicos, evitando así causar ningún daño en el entorno o en alguno de sus trabajadores.

¿Por qué debo contratar un servicio de limpieza de oficinas?

Del mismo modo que los muebles, los suelos y los baños de cualquier vivienda deben de encontrarse en un estado impecable para garantizar su uso diario bajo unas condiciones de higiene mínimas, las oficinas de cualquier negocio han de estar limpias para que los trabajadores puedan desarrollar en ellas su actividad laboral con normalidad.
Existen zonas en las que el cuidado de la higiene se hace especialmente importante. Los teléfonos, ordenadores, impresoras y todo tipo de equipos informáticos, son elementos en los que mantener el polvo y la suciedad a raya es vital. Los cables y conexiones que forman parte de toda esta maquinaria, se convierten en bienes especialmente delicados a la hora de limpiarlos, ya que son los que permiten el funcionamiento de muchas actividades empresariales. Por esta razón, siempre garantizamos la utilización de tecnologías que garanticen la calidad y rapidez en nuestros procesos de limpieza de oficinas.

Nuestro servicio de limpieza de oficinas no sólo beneficia a los empleados que pasan en ellas largas horas al día, sino que también favorece a ofrecer una buena imagen de cara a cualquier cliente. El estado en el que se encuentren unas oficinas dice mucho de la empresa que las utiliza, y es por ello que un entorno limpio y agradable es esencial para que cualquier cliente que llegue, reciba una impresión positiva de dicha empresa.
Es decir, la limpieza de oficinas es un factor clave que tener en cuenta a la hora de poner en marcha un negocio. Por esta razón, en el Rayo del Amanecer le ayudamos a mantenerlo en condiciones óptimas durante todo el año, para que usted pueda dedicarse a lo realmente importante.

Ya no tendrá que volver preocuparse por la contratación de un servicio de limpieza de oficinas: en el Rayo del Amanecer, le ofrecemos un mantenimiento para las mismas continuado en el tiempo, flexible y sin interrupciones laborales innecesarias.

¿Tiene alguna duda o sugerencia? ¡Háganoslo saber! Disponemos de información de contacto disponible para cuatro provincias diferentes. Consulte toda la información que necesita a través de nuestro formulario o vías de teléfono.

Solicita tu Presupuesto

Solicita un presupuesto sin compromiso de cualquiera de nuestros servicios. Indícanos tus datos y en breve nos pondremos en contacto contigo.

0 + 1 = ?